Barack Obama y Raúl Castro comparten momento vergonzoso

Durante la conferencia de este lunes protagonizada por el presidente estadounidense Barack Obama y el presidente cubano Raúl Castro, se produjo un raro y vergonzoso acontecimiento.

A medida que la conferencia iba finalizando y en el momento en que ambos mandatarios se disponían a dejar el escenario, el líder cubano le tomó la mano a Obama y la levantó frente a las banderas de las dos naciones.

Cuando Obama se percató que Castro le había sujetado su mano fuertemente, dejó su mano flácida demostrando su inconformidad con el gesto.

 

 

 

Fue un momento desastroso, incómodo y vergonzoso para ambos líderes quienes sostienen una tensa pero mejor relación. La visita de Obama marcó la primera vez desde la década de los 20 en la que un presidente de Estados Unidos visitara Cuba.

La conferencia de prensa tuvo un final un poco abrupto después de las repetidas presiones por parte de la prensa acerca de los prisioneros politicos del régimen.

Deja un comentario