Robots escultores, obra viva que interactúa con su entorno

Ciencia, computación y robótica todo en uno, para representar un concepto en una forma estética interesante. El resultado además se ve muy techie, es como una grandísima ola pixelada. Verdadero arte geek. Dos robots esperan que salga una bolita negra para pegarla según un esquema basado en los juegos de luz